Sociedades Offshore o Anónimas Panameñas

Desde la adopción de la Ley 32 de 26 de febrero de 1927, Panamá ha sido centro internacional de confección de Sociedades Anónimas, llegando a tener un papel preponderante en el comercio internacional, debido -entre otras cosas- a la flexibilidad de nuestras leyes en materia fiscal y mercantil. La utilización de las sociedades anónimas panameñas es variada: desde la adquisición de bienes hasta la configuración de grandes corporaciones trasnacionales.

La legislación de sociedades anónimas panameñas tiene el sello de una trayectoria de más de setenta años, estableciendo jurisprudencia siempre actual y reconocida alrededor del mundo por su estabilidad y alto grado de confidencialidad.

Descargar Formulario de Creación de Sociedad

Descargar Declaración de Cumplimiento

 

Fundaciones de Interés Privado

Fue concebida como un vehículo a través del cual podemos estructurar la planificación patrimonial, resguardar activos, administrar bienes personales y facilitar la sucesión hereditaria, entre otras finalidades de naturaleza privada. Tradicionalmente, estos objetivos se lograban a través del otorgamiento de un testamento, la constitución de un fideicomiso o la creación de una sociedad anónima que actuara como Holding o tenedora de bienes. No obstante, la práctica probó que estas figuras adolecían de vacíos que no permitían lograr la plena satisfacción de sus propósitos. Es así como se conjugaron en la Ley 25 de 12 de junio de 1995 los elementos característicos de cada una de ellas para dar origen a la fundación de interés privado.

Descargar Formulario de Creación de Fundación